domingo, 19 de febrero de 2012

LAS MUJERES DEL QUIJOTE.



De niños, descubrimos en las lecturas del Quijote, que había hombres soñadores, capaces de llevar golpes y dejarse la piel por seguir sus ideales, y eso nos llenaba de asombro disparando la imaginación. En la medida que pasaba el tiempo, fueron cambiando las lecturas, y comprendimos que si no se tenia conciencia del mundo en que se habitaba, seria muy difícil decir algo sobre él, interpretarlo y después, tratar de cambiar todo aquello con lo que no se estaba de acuerdo. Por eso el Quijote es la historia de un sueño y de su soñante. Entre sus páginas habitan todos los personajes representativos del mundo real, Antonio Muñoz Molina, la llamó “la novela de la vida” donde todos, entre sueños y vigilias nos vimos reflejados alguna vez.

.
En él, Cervantes quiso representar a la mujer, no con la dicotomía propia de esa época: el ángel o demonio, María madre de Jesús o Magdalena pecadora, sino que amplió el espectro para humanizarla convirtiéndola en un ser real, de apetencias y carnalidades, espiritualidad y belleza; aciertos y frustraciones. Lógicamente condicionado por su época, valora la castidad y el buen nombre de la mujer por encima de otras cualidades, pero no lo limita a la hora de estimarlas.
Cervantes tuvo tres hermanas y una madre, Leonor de Cortinas, activa y de firme carácter, que no dudó un momento en hacerse pasar por viuda y comparecer numerosas veces, ante el Consejo de la Cruzada, para gestionar y conseguir un préstamo para liberar a sus hijos Miguel y Rodrigo, presos en una cárcel de Argel.




Entre la galería de mujeres que tienen voz aparece Marcela, hija de señores, y criada con mimo por un tío sacerdote a la muerte de sus padres. Tiene fortuna y belleza, y una honradez probada, por lo que es pretendida por todo tipo de hombres, desde el señor al labriego que le ofrecen nombre y protección. Pero Marcela, decide hacerse pastora, y no tener mas limite y dueño que la naturaleza por la que campea libre y con mucha lógica, y buena palabra, defiende su soltería ante los que se le acercan asombrados de su decisión.

Maritornes, asturiana, (que es lo mismo que decir limpieza de sangre), mujer de firmes convicciones, trabaja en la venta y es maltratada por su dueño a la que considera prácticamente una ramera. Desinhibida y de mente clara para saber lo que buscan los hombres en ella, cumplidora por demás, otorga favores con alegría y sin mayores remilgos “Y cuéntese de esta buena moza que jamás dio semejantes palabras que no las cumpliese”. Maneja y disfruta su vida con los recursos que posee, se burla de don Quijote, de sus finas e inentendibles palabras, de sus delirios de grandeza, pero al mismo tiempo, cuando don Quijote llega a la venta todo maltrecho y molido a golpes, es la única que le cura amorosamente sus heridas.



Teresa Cascajo, mas conocida Teresa Panza, por su marido Sancho, mujer de sabiduría popular, pragmática en sus decisiones, por qué alguien tiene que tener los pies en la tierra después de que Sancho se decidiera a seguir al hidalgo y desaparecer por largas temporadas, quedando todo y todos bajo el cuidado de Teresa. Ella representa el amor carnal, de preocupaciones reales y concretas, la cotidianidad exenta de artificios.
Es, de las que cree aquello de “la mujer honrada, la pierna quebrada y en casa, y la doncella honesta el hacer algo es su fiesta”. En el tiempo que comparte con su marido, le habla de sus preocupaciones por casar bien a Mari Sancha con un mozo que esté a su altura, y de que Sanchico ha cumplido los quince años, y es hora de ir a la escuela o que se valla buscando la vida.
Teresa a pesar de no entender a Sancho, le deja hacer porque confía en el, y a veces, se suma a las ensoñaciones del marido, buscando también, una salida a su dura realidad.

Dulcinea del Toboso, mujer que solo existe en la imaginación de Don Alonso de Quijano. Es la encarnación del amor platónico, el amor que se da en soledad; el amor de ida sin vuelta. Creada totalmente en la imaginación del caballero, construida a la medida de sus necesidades, la dama-musa, dará sentido a sus hazañas, ocupando un vacío afectivo y rellenando los espacios en blanco de su vida.
Dulcinea será la dueña de sus pensamientos, logrando que la ficción suplante a la realidad, es el amor que nutre al hidalgo porque es la sumatoria de sus ideales, y sacia su espíritu siempre ávido de lo inalcanzable, como corresponde aun romántico y a un caballero. Hasta el mismo Sancho cae en su juego, cuando Don Alonso le pregunta si le entregó su carta a Dulcinea, Sancho inventa y le complace con sus palabras, como el compañero fiel, que ha compartido penas y soledades, prefiere no despertarle del sueño amoroso en el que cree que debe permanecer un hidalgo caballero.



Las mujeres del Quijote de Miguel de Cervantes Saavedra.
Editorial MAXTOR. Madrid 2004. Edición Facsímil.

Imágenes, Dmitri Yakovin tomadas del blog elBaúl que no tenía mi aBuela.

23 comentarios:

  1. María, es curioso pero la literatura no está exenta de estereotipos y siempre que se piensa en las mujeres de El Quijote se reducen a Dulcinea, una mujer imaginada como bien nos señalas, y Teresa Panza, personaje más a ras de tierra. En cambio, poco se conoce, del resto.
    Tu artículo atractivo y sumamente interesante nos hace un recorrido por esas otras mujeres y sus matices que están en la novela pero que las andanzas de Hidalgo y Escudero solapan.
    Me lo he pasado muy bien y me ha hecho reflexionar sobre el tema ya que apenas había reparado en él. A partir de ahora en las relecturas atenderé a esa óptica que iluminas en tu texto.
    María, excelente trabajo. Aprendo mucho.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidad, la verdad que yo tampoco habia reparado en ellas, la figura del Quijote es tan inmensa que difumina un poco los demás personajes, a excepción de Sancho. Aun hay mucha tela que cortar con sus personajes femeninos, como la Duquesa o Dorotea, pero se extendería mucho el escrito y no es la idea.
      Gracias por tu visita y tus palabras, amiga, siempre es un gusto encontrarnos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Siempre es interesante adentrarse en los personajes de una obra, y querer saber cual fue la intención de su autor al darles tal o cual perfil. Sin duda que El Quijote de Cervantes, siendo la obra tan excepcional que es, ha dado para buscar en este tema de sus mujeres y de muchos mas, a traves del tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lourdes, es verdad que el Quijote da para todo, cualquier personaje de los que aparecen merece un estudio aparte, es de esos libros que uno relee de vez en cuando y siempre encuentras algo nuevo para entretenerte.
      Te mando un fuerte abrazo, amiga.

      Eliminar
  3. Hola Maria:

    Gracias por tu comentario en el blog. Siempre agrada que llegue gente nueva.

    En cuanto a las mujeres del quijote, hubo en estos días un programa en la TV sobre este tema. A pesar de leer varias veces este libro, pocas son las que me quedo con elresto de los personajes secundarios

    Saludos de un expatriado caraqueño en La Sagra Toledana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, bienvenido a mi espacio.
      No vi el programa que mencionas, pero seguro que seria interesante, como todo lo relacionado con el tema del Quijote, de pequeños nos obligaban a leerlo, pero fue de mayores que empezamos a degustarlo realmente.
      Saludos cordiales de una madrileña en Caracas.

      Eliminar
  4. Al leer tu reseña del libro Las mujeres del Quijote, me ha entrado curiosidad por conocer la vida de estas mujeres olvidadas por la historia y de las que nada sabemos, y , que sin embargo, merece la pena conocer sus vidas seguramente porque fueron ejemlares.

    Me he hecho tu seguidora pues ahora que he descubierto tu blog seré asidua a tu espacio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nerim, bienvenida a este espacio.
      Es cierto que aun quedan muchos personajes femeninos por descubrir del Quijote, tu palabra olvidadas, me hizo recordar un libro de la historiadora Angeles Caso que se llama así, "las Olvidadas" bien interesante, y menciona una gran cantidad de mujeres que su obra quedó en el olvido, te lo recomiendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Gracias por este aporte y por rescatar esta mirada, invita a releer El Quijote, nuevamente.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Horacio, el Quijote con cada lectura descubriremos algo nuevo, es inagotable el material que proporciona su lectura, aparte de una gozada.
      Saludos, amigo.

      Eliminar
  6. Un interesante punto de vista –tiene tantos la gran novela de Cervantes- éste sobre el papel de la mujer. Siendo en los libros de caballerías la amada protagonista especial, no podía Cervantes en su parodía dejar a don Quijote sin objeto de su adoración, y lo explicó muy bien al decir que caballero andante sin amores era árbol sin hojas. Y así fue como Aldonza Lorenzo se convirtió en su admirada Dulcinea. Un fuerte abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que el amor es ciego, pero que importa, con tal de que seamos felices, aunque sea hasta que abramos los ojos.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  7. Gracias María, por resucitar esa lectura, esa novela mas real que la propia biblia, a pesar de estar basada en el sueño de un locuelo.
    Esas mujeres, sin duda, representan a todas las mujeres del mundo, y una puede ser todas a la vez.
    La más famosa, Dulcinea, es no obstante la más ficticia, la menos posible, la inevitable, la que llena huecos y ensalza vidas.

    Es una gozada tu espacio.

    Un abrazo cariñoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Gene, toda mujer lleva algo de todas, incluso de Dulcinea.
      Gracias por pasar, amiga.

      Eliminar
  8. De vez en cuando, como le sucede a todos que la han leído me siento atraída nuevamente por la lectura de esta gran obra , para mí "la gran obra literaria", por eso hoy disfruto de tu reseña tan acertada y centrada en los distintos rasgos de los personajes femeninos.

    Eres una excelente comentarista de textos , amén de una apasionada de la buena lectura .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Respuestas
    1. Graciela, si estuviéramos mas cerca te lo prestaría, un abrazo, amiga.

      Eliminar
  10. Beatriz, este pequeño libro lo encontré el la Biblioteca Nacional de Madrid, me encantó su formato de Edición Facsímil, y solo trata en particular el tema femenino, es ameno y de fácil lectura, te lo recomiendo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Interesante análisis, sin duda. Tantas cosas esconde esta maravillosa obra...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Amiga, gracias por pasar y compartir tu opinión.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. jejej, buen estudio..y las de Sancho Panza?...un beso desde Murcia..seguimos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso para también desde Caracas..seguimos

      Eliminar
  14. Te quieres Divertir? No esperes más ingresa aquí http://elcasinocaribe.com/get/a/2036399 Te ofrecemos más de 140 juegos Máquinas Tragamonedas, Bingo, Juegos de Mesas como; Póker, Black Jack, Ruleta, Dados, Baccarat. Entra Yá y Reclama tu BONO GRATIS DE BIENVENIDA de Bs 500 llama ya al 08001009212

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...